Conoce tu menstruación

Biología básica de la menstruación

La sangre de la menstruación es el desprendimiento de la capa funcional del endometrio. Básicamente “la cuna” que hubiese usado un embrión para desarrollarse en tu útero. Pero como no hay embrión, se desprende para formar otra al mes siguiente.

La sangre menstrual esta formada de agua principalmente. Contiene células muertas del endometrio, lípidos y proteínas, pero lo más importante son las células madre. Que tu sangre no te dé asco: es parte fundamental de tu biología y ayuda a que vivamos más que los nacidos con pene.

Ese es el final y el principio de un ciclo que dura hasta los 45-50 años y se presenta por primera vez entre los 10 y los 15 años.

Algo que pocas personas saben es que el número de óvulos que expulsarán los ovarios es limitado. Nacemos con un número X de folículos que se convertirán en óvulos. No los vamos fabricando durante la vida.

Nuestros ovarios se dedican a madurar los folículos y expulsar óvulos. El ciclo suele durar entre 24 y 36 días, dependiendo de cada cuerpo. De estos sólo de 3 a 5 serán con sangrado. Si usas compresas o tampones te parecerá que expulsas cantidades indecentes de sangre, pero no. Un útero medio expulsa entre 50 ml y 80 ml.

Fases del ciclo menstrual

Nuestro ciclo se divide en 4 fases:

  1. Menstrual: esos pocos días en los que expulsas el endometrio y por lo tanto sangras.
  2. Folicular: el ovario al que le toque (porque se van turnando) elige un folículo y lo madura.
  3. Ovulatoria: tu ovario expulsa un óvulo maduro hacia las trompas y se va dirigiendo al útero.
  4. Lútea: el ovulo espera a ver si lo fecundan en tu útero.

Obviamente es un proceso más complejo, pero estas serían las bases de la menstruación.

menstruacion

Motivos de alarma

Leyendo quizás has notado que tu ciclo no concuerda con lo antes descrito. Quizás sufres algún problema relacionado con tu menstruación:

  • Amenorrea: falta de menstruación. No que no te haya venido nunca, sino que te ha venido, ha sido regular y de repente desaparece y no vuelve.
  • Dismenorrea: dolor menstrual agudo o moderado.
  • Hipermenorrea o menorragia: tu período de sangrado se alarga más de 7 días o dura 3 o 5 días, pero la cantidad de sangre expulsada es mayor a 80ml. En resumen,  mucha sangre en muy poco tiempo.
  • Hipomenorrea: ciclos de sangrado muy cortos.
  • Oligomenorrea: ciclos completos de más de 35 días. Aunque te parezca estupendo tener la regla cada mes y medio no es normal.
  • Polimenorrea: ciclos completos de menos de 21 días.
  • Polihipermenorrea: ciclos completos de menos de 21 días con abundancia de sangrados.

Una menstruación normal de denomina menorrea, ¡no te asustes cuando lo oigas!

Otros motivos puntuales pueden llevar a que tu ciclo menstrual sufra cambios. El embarazo, el exceso de deporte y los cambios bruscos de peso provocan cambios en el ciclo.

Algunas enfermedades y condiciones del sistema reproductivo también harán que tu ciclo sea diferente. El ovario poliquístico, la insuficiencia ovárica, la enfermedad inflamatoria pélvica y los fibromas uterinos suelen ser las más comunes.

Visita a tu ginecólog@ al menos una vez al año para comprobar que todo está en orden y no tengas miedo o vergüenza a preguntar. Si tienes dudas, acláralas.

Cuida tu vulva y tu vagina, controla tus ciclos y disfrútalos.

Rebeca Rosell – Coach Sexual y de Pareja