Libido y aislamiento

Puede que ya te hayas dado cuenta, pero tu libido está cambiando. El aislamiento social, no poder salir de casa a darte una vuelta y verte encerrado entre cuatro paredes te está afectando.

No a todos nos afecta por igual. Algunos están dándole todo el día (en pareja y en solitario) y otros están en dique seco. Ambas opciones son normales. Ante una experiencia nueva es normal que sucedan estas cosas y muchas más.

Un par de trucos para aumentar la libido

Si eres de los que ha visto su libido bajar a mínimos históricos y te gustaría recuperarla no te preocupes.

Primero analiza cual es tu estado anímico:

  • ¿Estas bajo mínimos en todo? Si la respuesta es que sí y ves que todo tu ser está de bajoncillo, dale caña al pensamiento positivo. Todo esto pasará también. Si ves que has entrado en un bucle de negatividad busca ayuda psicológica. No eres el únic@.
  • Entre tele-trabajo, directos, conciertos online, los niños, el perro/gato, etc…¿vas súper ocupado y no tienes tiempo para ti? Cuanto más lo dejas correr menos te pedirá el cuerpo. Es sencillo recuperarla en tu caso: date amor y el cuerpo seguirá pidiéndote.
  • ¿Te ha tocado trabajar? Si no tienes hijos estás igual que siempre, incluso tienes más tiempo para dedicártelo a ti. ¿Qué impide disfrutarte?
  • ¿Te come la ansiedad? Completamente normal, busca ayuda profesional. Cuando tu ansiedad mejore tu libido también.

Las posibilidades anímicas en estos momentos son infinitas. Si no la has visto no significa que no exista. Analízate y piensa que te está sucediendo, que te está afectando más ahora mismo que impida que tu libido esté a niveles normales. Normales para ti, obviamente.

En resumen: si te ocurre algo a nivel emocional o psicológico, busca un profesional que te ayude a superar el bache antes de intentar arreglar tu libido.

Si simplemente has perdido la conexión con tu yo sexual debido al follón que se nos ha venido encima te recomiendo unos truquillos:

  • Masturbarte de forma consciente. Siente tu cuerpo y sus sensaciones, tócate de forma distinta, prueba nuevos ritmos y posturas. Dale a la imaginación.
  • Mira tus genitales, aprende sobre ellos, sobre tu cuerpo y reconecta con tu yo sexual poco a poco. Quizás descubras que tu libido no estaba baja, solo estaba en otros sitios esperando a que te redescubrieras.
  • Deja de ver pornografía y expande tu imaginación sexual. Tu libido espera fantasías nuevas para volver con más fuerza que antes.

Cómo reconectar con tu yo sexual si estás “a tope de power”

Si estás solo y vas más excitado que de costumbre aprovecha el momento. No lo hagas de forma inconsciente y por aburrimiento.

Si estás con tu pareja, cuidado con los “corona-baby”. Está muy bien traer vida al mundo, pero solo si es lo que queréis. Las farmacias siguen abiertas…

Como no necesitáis aumentar la libido, os daré trucos para vivir vuestra sexualidad de otra forma, para variar un poquito.

Si estáis solos:

  • No te masturbes por aburrimiento, hazlo solo cuando te apetezca realmente. Si lo haces por aburrimiento acabaras aburriéndote. ¿Te imaginas aborrecer la masturbación?
  • Dale rienda suelta a tus fantasías. Son maravillosas, tuyas y no se rigen por nada más que tus necesidades. Quizás descubras fantasías nuevas o le des una vuelta a fantasías que ya tenías.
  • Añade juguetería erótica aprovechando el tiempo libre.

Si estáis en pareja:

  • Ha llegado el momento de estrenar todos los lugares de la casa, si no lo habéis echo ya.
  • Probad nuevos estilos sexuales: sexo no penetrativo, slow sex, hard sex… lo que os apetezca a los dos y aun no hayáis probado.
  • Obvio introducir juguetes sexuales. Hay de todo tipo y para todos los gustos y los mejores los podréis encontrar aquí.

Recordad que la normalidad es individual y solo la conocéis vosotr@s.

Si os veis con dificultades tanto a nivel emocional, sexual o de pareja, siempre podéis acudir a un profesional para que os ayude.

Rebeca Rosell

Coach Sexual y de Pareja