Cómo mantener la pasión en la pareja

¿La monotonía se está apoderando? Sigue estos sencillos trucos y aviva la llama de la pasión.

LA MONOTONÍA

Muchas parejas, con el paso del tiempo, experimentan la monotonía y se olvidan de cómo mantener la pasión en sus relaciones. Siempre los mismos planes, las mismas posturas, el “te quiero” de antes de dormir dicho por inercia y sin sentimiento, etc.

Van pasando de una cosa a otra, con la directa puesta, sin pensar realmente en lo que están haciendo. Te centras en el trabajo, las relaciones sociales y el poco tiempo de ocio que a muchos les queda.

Se olvidan de amar conscientemente a su pareja, se olvidan de cultivar el amor, se olvidan de mantener la pasión. 

Recuerdo lo que muchos nos decían cuando empecé a salir con mi marido:

  • …te mima porque acabáis de empezar

  • …ahora estáis siempre pegados, pero esto es solo al principio

  • …sudáis pasión, aprovecha porque luego se esfuma

  • …uy, espérate a que pase el primer año

Y el primer año pasó y seguíamos “sudando pasión” como dos adolescentes desbocados.

Nuestro entorno nos decía que ya pasaría y que nos llegaría la crisis de los 3 años, la de los 4, la de los 5 … Ya nos están advirtiendo de la crisis de los 10 años.

¿POR CUÁNTAS CRISIS DEBE PASAR UNA PAREJA? ¿20? ¿30?

La sociedad no entiende o no concibe que el paso del tiempo en una relación,  no tiene por qué hacer mella. Parece que la norma general es que afecte de forma negativa y no positiva.

Sin embargo, aquí seguimos nosotros “sudando pasión”. Más y mejor que el primer día. Cada día que pasa tengo la sensación que nos amamos más y no es cierto. Lo que nos pasa es que cultivamos nuestra relación cada día, nos esforzamos en disponer de tiempo de calidad y nos dedicamos todos los días a conocernos un poco mejor.

Las parejas se olvidan de amar conscientemente a su pareja, se olvidan de cultivar el amor, se olvidan de mantener la pasión.

cómo mantener la pasión, Cómo mantener la pasión en la pareja

Parejas: Cómo mantener la pasión

¿CÓMO MANTENGO LA LLAMA ENCENDIDA?

La gente cree que la pasión reside en el sexo, pero el sexo de calidad solo es el reflejo de una pareja que se entiende, respeta, ayuda y ama.

→Entenderse bien.

Lo primero es entenderse como pareja. No sois competencia ni compañeros de piso, sois un equipo de vida. Si decidís compartir vuestras vidas lo mejor es hablar sobre cómo son los sentimientos del otro y cómo los exterioriza. Si mi marido me prepara el café como a mi me gusta, yo sé que es su forma de decirme que me quiere, es su forma de expresar sus sentimientos. Empatizamos con el otro porque nos conocemos y al conocernos nos entendemos mutuamente. Usamos un lenguaje que sabemos que no ofenderá al otro cuando algo nos incomoda o molesta y tomamos decisiones vitales de forma conjunta porque entendemos que si estamos juntos nos afectan a los dos.

→Respetarse.

Odio los colores flúor: el verde chillón, el azul eléctrico, el naranja fluorescente… todos. A él le encantan. Nunca le he dicho nada sobre su forma de vestir; al contrario, si le he comprado algo lo he hecho pensando en él no en mí. Parece una tontería, pero el respeto hacia el otro empieza por los pequeños detalles. Tampoco juzgo su forma de gastar el dinero, pues una vez pagadas las facturas, lo que le sobre es suyo y yo no debería tener ningún derecho sobre él. Puede que no entienda algunas de sus decisiones, pero es su vida y su cuerpo. Por otro lado, sé que él me respeta y no haría o diría nada que pudiese dañarme a mí.

→Ayudar al otro cuando lo necesite.

Si le dices que su amig@ es una mala persona y llega el día en que la vida te da la razón, no le digas “te lo dije”. Un “te lo dije” no ayuda y puede que el enfado acabe siendo contigo y no con el/la amig@. Empatiza con tu pareja y apóyale de la mejor forma que sepas. Si entiendes a tu pareja sabrás qué es lo que necesita. Cuando no entienda algo o no sepa hacer algo, no lo hagas tú: ayúdale a aprender a hacerlo, guíale si lo necesita siempre enfatizando con voluntad de ayudar y no de herir o humillar a tu pareja. Nadie sabe de todo. Y lo mismo sucedería con los momentos emocionalmente duros: ayúdale estando a su lado, no minimices sus emociones, compréndelas.

→Ama desde el corazón.

Si te apetece darle un beso, dáselo. Aprovecha todos los días para decirle que le quieres, no porque es lo que se dicen las parejas, sino porque en ese momento lo sientes. Hazle saber que piensas en él/ella y no hace falta hacerlo comprando flores o regalos. Un mensaje durante el día preguntándole cómo le va, una notita de amor, despertarte un poco antes para hacerle el desayuno por sorpresa. Las relaciones no mejoran el día San Valentín; deben mejorar un poco día a día.

→Obviamente el sexo también es importante.

Pero no es la forma de solucionar los problemas. La pasión forma parte de un conjunto de emociones: admiración por el otro, respeto, amor, comunicación, entusiasmo, comprensión, cariño…y atracción, deseo, erotismo e intimidad. Mantener la pasión en la pareja implica resolver conflictos para luego disfrutar plenamente el uno del otro dentro y fuera de la cama.

Si quieres sexo de calidad, apuesta por solucionar los problemas y verás la diferencia. Te puedo ayudar 😉

cómo mantener la pasión, Cómo mantener la pasión en la pareja

CÓMO AMARSE

Nosotros tenemos dos días al mes de cita romántica. Da igual que sea en un restaurante o en casa. El romanticismo en realidad es gratis y no es como en las películas. Esas noches los dedicamos a hablar, nada más que hablar. Sobre nuestros trabajos, cosas que nos han sucedido, que no nos hemos acordado de contarnos, planes para fines de semana, sueños que queramos cumplir, nuevas prácticas sexuales que nos apetezca probar. Fuera televisión, móviles y distracciones. Solo nosotros.

Al hablar un poco todos los días sobre el trabajo, el bicho, cosas del hogar y nosotros, no solemos tener todo el tiempo que nos gustaría para profundizar sobre algunos temas y utilizamos esas noches especiales para eso, para profundizar el uno en el otro.

Y así es como conseguimos que el sexo sea de calidad. Entendemos qué es lo que el otro quiere y cómo lo quiere. Respetamos los gustos sexuales del otro y no intentamos forzar a que solo nuestros gustos cuenten (por supuesto jamás hemos hecho nada que no nos apeteciera a los dos). Ayudamos al otro a perder los tabúes y miedos que traíamos de casa de cada uno, sin olvidar en ayudar al otro a hacer las cosas cómo nos gustan, que a veces con explicarlo una vez no da tiempo a entenderlo, y así tenemos más “excusas” para seguir aprendiendo. Y nos amamos.

Y aunque todo esto hace que nuestra vida sexual sea maravillosa, nada de esto lo hemos conseguido en la cama.

13 TRUCOS PARA QUE LA RUTINA NO QUEME LA RELACIÓN

  1. Decir “te quiero” desde el corazón.
  2. Cultivar el amor cada día.
  3. Empatiza con sus sentimientos.
  4. Respeta su forma de expresar los sentimientos.
  5. Háblale sin ofender.
  6. Sorpréndele con su desayuno preferido y una sonrisa.
  7. No le impongas tus gustos.
  8. No trates de cambiarlo/a.
  9. Prohibido decir “te lo dije”.
  10. No le ayudes como si fueras su madre o su padre. Eres su pareja.
  11. Pega notitas de amor en la nevera, el baño, la cocina…Sorpréndele.
  12. Reserva uno o dos días al mes SOLO para la pareja. Prohibido teléfonos móviles, televisión o distracciones.
  13. Hablar sobre vuestras fantasías sexuales. Ponerlas en práctica siempre y cuando estéis de acuerdo ambos. Dile cuánto le deseas.

Te puede interesar–> Cómo sobrevivir en pareja al verano

Rebeca Rosell

Coach Sexual y de Pareja